Henri Nestlé cumple 200 años

Gacetillas de PrensaBuenos Aires,sep 8, 2014

Septiembre de 2014 – En 2014 Nestlé celebra alrededor del mundo los 200 años del nacimiento de Henri Nestlé, fundador de una compañía de cereales infantiles que, luego de su fusión en 1905 con la anglo-suiza Condensed Milk Co, crecería hasta convertirse en la compañía de alimentos y bebidas más grande del mundo.

Nacido hace 200 años en Alemania, el sentido de innovación científica de Henri Nestlé, combinado con un instinto por el marketing y su ambición global, continúan guiando a la compañía hoy.

“Dos siglos después del nacimiento de su fundador, las actividades de Nestlé dan testimonio de una notable continuidad”, dijo el CEO de la compañía, Paul Bulcke, y agregó: “Más allá de que Nestlé haya incrementado el número de sus productos y mercados muchas veces, su pasión por la calidad y el uso de los últimos adelantos científicos para mejorar los valores nutricionales de sus productos, se mantienen intactos”.

Originariamente de Frankfurt, Henri Nestlé se entrenó como asistente de farmacia antes de llegar al pueblo suizo de Vevey, en las costas del noreste del lago Geneva, para perfeccionar su conocimiento científico. Fue allí donde en 1867 establecería su negocio de cereales infantiles. La compañía aún tiene sus oficinas centrales en la misma ciudad donde él la fundó.

Innovador experimental


Un importante problema social de la época eran los altos niveles de mortalidad infantil. Existían alimentos para lactantes pero su preparación era compleja, requería mucho tiempo, y el resultado no era del agrado de los bebés. La leche era difícil de mantener y no siempre era pura.
Henri Nestlé creyó que los ingredientes más importantes para los bebés eran leche de buena calidad, harina de trigo y azúcar. Fundamentalmente, el almidón y el ácido tuvieron que ser retirados de la harina para que fuera más fácil de digerir.
Fue así que desarrolló una harina a base de leche y cereales tostados. Si bien consideraba a la leche materna como el mejor alimento para los bebés, creó un producto destinado a aquellos que no podían ser alimentados por sus madres y, de este modo, dar respuesta a la elevada mortalidad infantil de la época.

El nacimiento de Farine Lactée


Henri Nestlé utilizó leche suiza de alta calidad para hacer leche concentrada, y harina cocida en una galleta dura molida y mezclada con la leche, que luego se secaba en el producto final.

“Es un descubrimiento de gran importancia con un enorme futuro", dijo entusiasmado acerca de su producto, que él llamó Farine Lactée. Farine Lactée primero salió a la venta en 1867. Una versión diluida se le dio a un bebé nacido prematuramente, sin expectativas de vida. El bebé se recuperó gracias a este "producto milagroso", se difundió la noticia, y la demanda de cereales para bebés de Nestlé se disparó. Trabajando con científicos y médicos, Henri había tomado el mejor conocimiento de la época y lo había convertido en un producto de éxito, fácil de hacer. Era el alimento más completo para bebés de su tiempo, fácil de preparar, sabroso y científicamente sólido. Era versátil también. Fortificado con hierro y otros aditivos, Farine Lactée también se adaptó como remedio para problemas nutricionales de adultos, como la anemia.

Maestro del marketing


Pionero en técnicas de marketing, Nestlé modificó su propio escudo familiar para crear el símbolo de la empresa, que es una familia de aves en un nido. Reconociendo la importancia y el poder de la imagen, y de su asociación con su nombre, resistió los intentos de adaptarlo y este sigue siendo el logo de la compañía en la actualidad.

Entre el otoño de 1867 y marzo de 1875 cuando Henri vendió la compañía, las ventas habían aumentado de 8.600 toneladas de cereales infantiles a más de un millón. Hacia 1874, el producto de cereal infantil se comercializaba en 18 países, incluidos Australia, Brasil y Rusia, a lo largo de los cinco continentes. 

Henri Nestlé murió el 7 de Julio de 1890 y aún es recordado como un emprendedor que aplicó su conocimiento científico para responder a las necesidades de la sociedad. Su persistencia y dedicación fundaron una compañía que, como su fundador, permanece comprometida a utilizar las últimas investigaciones para mejorar el valor nutricional de sus productos. 

El asistente de farmacia de Vevey que fundó la empresa, podría no haber imaginado la escala y el alcance que tendría su compañía. La meta de Nestlé hoy en día, ser la compañía líder mundial en nutrición, salud y bienestar, continua surgiendo del foco inicial de su fundador hace 150 años.