Comunicación Responsable

Nestlé considera que entre sus responsabilidades sociales se encuentra la de proporcionar al consumidor una información nutricional veraz y suficiente que le permita un mejor control de su alimentación y que le facilite el disfrute de una dieta equilibrada. En este sentido, la empresa dispone de unos Principios de Comunicación con el Consumidor, de obligado cumplimiento, basados en la transparencia y la relevancia de la información.

Además existe una mención especial sobre la publicidad dirigida a niños que abarca los siguientes puntos : no incitar al consumo desproporcionado de productos a los niños; los mensajes publicitarios deberán ser claros y no deberán inducir a error sobre los beneficios derivados del uso del producto – por ejemplo, adquisición de fortaleza, popularidad, crecimiento, etc.; tampoco incitar a los niños a que pidan o persuadan a otras personas – como padres, tutores, familiares,… - para comprar el producto anunciado ; finalmente los mensajes publicitarios no deberán promover o presentar hábitos alimentarios poco saludables ni estilos de vida sedentarios o peligrosos y nunca podrán  presentarse como sustitutivos de las comidas principales.

Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna adoptado por la Organización Mundial de la Salud

Nestlé fomenta y apoya el uso de la leche materna como el mejor modo de comenzar una vida. Por esta razón, Nestlé sigue la aplicación del Código Internacional para la Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna adoptado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Nestlé reconoce que el Código Internacional fue aprobado como recomendación universal a todos los gobiernos para que aplicaran medidas nacionales "según convenga a su marco jurídico y social" (Artículo 11.1). Por lo tanto, Nestlé sigue las medidas nacionales que se aplican en cada país para implantar este Código Internacional.