Volver a Nuestras Hisorias
3 minutes read
Si el café tiene un lugar de procedencia, es este. La meseta de Boma se eleva bruscamente hacia la frontera oriental de Sudán del Sur antes de adentrarse en la vecina Etiopía.
Esta región se conoce como la “cuna del café” y es uno de los pocos lugares del mundo en los que todavía puede encontrarse este grano silvestre.

El cafeto es una planta profundamente arraigada en la historia de este lugar, pero el reciente pasado violento ha llevado su producción a la práctica paralización. La industria quedó casi destruida durante la guerra que precedió a su declaración de independencia de Sudán en 2011.

Suluja ti South Sudan
significa “el comienzo de Sudán del Sur”, en el dialecto kakwa.

Con el nacimiento de esta nueva nación, se plantaron las semillas para un intento de recuperación. Pero, en pocos años, se reanudó la lucha.

Aun así, contra todo pronóstico, gracias a la determinación de algunos extraordinarios agricultores sursudaneses, el café se está reintroduciendo.

Partiendo de cero

Durante el intervalo de paz que siguió a la independencia, Nespresso empezó a trabajar con Sudán del Sur para restablecer la producción de un café de alta calidad con ayuda de la organización sin ánimo de lucro TechnoServe.

TechnoServe favoreció el establecimiento de asociaciones con los agricultores locales. Ofreció acceso a herramientas, asistencia técnica y formación para ayudar a los agricultores a cultivar cosechas de máxima calidad adecuadas al exigente mercado internacional.

agricultores locales

En la región de Yei se establecieron las primeras cooperativas y se construyeron varios molinos húmedos. Estas plantas de procesamiento convierten los frutos recolectados en granos de café listos para su exportación. Los molinos húmedos desempeñan un papel clave en la mejora de la calidad del producto final.

Además, aportan beneficios directos a los agricultores.

“Como mujer, me ha supuesto mucho menos trabajo, especialmente en el descascarillado. Tenía que usar una piedra de moler o un mortero, pero ahora usamos el molino húmedo para el procesamiento”, afirma Hellena Atiku, agricultora de la cooperativa Inutu.

Primera cosecha

Y todo ese trabajo pronto dio su fruto. Suluja ti South Sudan puede traducirse como “el comienzo de Sudán del Sur”, en el dialecto kakwa. También fue el nombre de una pequeña serie de café Nespresso, la primera cosecha que se exportó de Sudán del Sur en 2015.

Aunque el país depende prácticamente del petróleo para obtener ingresos en divisa extranjera, ahora existe la esperanza de que el café se convierta en el siguiente producto más exportado.

café video 
 

Al principio se incorporaron cerca de 300 agricultores a las cooperativas cafeteras y actualmente esa cifra ha ascendido a 730.

Desde el inicio del programa, 1.270 hogares han asistido como mínimo a una de las sesiones de formación dirigidas a aprender destrezas y conocimientos agrícolas de vital importancia.

Para el año 2020, el proyecto pretende aumentar a 8.000 el número de agricultores que completen la formación. Se trata de una tarea ingente, teniendo en cuenta que el conflicto continúa, pero el compromiso por conseguirlo se mantiene firme.

Perfeccionamiento

A pesar de que el conflicto impide que el personal de TechnoServe siga trabajando en Sudán del Sur, todavía presta su apoyo a los agricultores. Una emisión semanal de radio ofrece consejos para cada temporada y formación complementaria.

El programa se emite desde la vecina Uganda en tres idiomas distintos a través del popular canal radiofónico Spirit FM de Sudán del Sur.

Ayudar a los caficultores a profesionalizarse, a lograr unos ingresos sustancialmente mayores y a crearse un medio de vida es tremendamente satisfactorio Paul Stewart, TechnoServe.

“Ha sido emocionante asociarse con las comunidades rurales y con Nespresso para poner en marcha la creación de una industria cafetera que pueda proporcionar una futura fuente de ingresos para 50.000 familias”, declara Paul Stewart, director regional de la Iniciativa Cafetera de TechnoServe.

“Sudán del Sur es un país extremadamente subdesarrollado en comparación con sus vecinos, así que poder ayudar a los caficultores a profesionalizarse, a lograr unos ingresos sustancialmente mayores y a crearse un medio de vida es tremendamente satisfactorio.”

La construcción de la paz

El trabajo de Nespresso en Sudán del Sur forma parte de la estrategia The Positive Cup para mejorar el bienestar de los agricultores e impulsar la sostenibilidad medioambiental en la obtención y el consumo de café.

George Clooney, embajador de la marca Nespresso, ha viajado a Sudán del Sur en numerosas ocasiones para apoyar los esfuerzos por dar fin al conflicto que vive la nación. Según su opinión, el café es importante para el futuro del país.

“Las plantaciones de café ya han logrado antes con éxito crear núcleos de paz en zonas muy inestables. El pasado verano bebimos nuestra primera taza y la verdad es que sabía un poco mejor al saber que procedía de personas que habían trabajado tanto por recuperar la normalidad y la paz.”

La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) se ha unido recientemente a la asociación entre Nespresso y TechnoServe para ayudar a ampliar el proyecto.

ampliar proyecto - café - Nespresso y Technoserve

Ahora ayudará a más agricultores en zonas en las que se está iniciando el cultivo de café. Igual que en otras zonas que ya lo cultivan, el café proporcionará la fuente de ingresos y seguridad que tanto necesitan estos agricultores y sus familias.